martes

Fiebre, fuego frio

Algunos le decían lluvia
pero en cambio para mi
era el cielo emocionado
que nos cubría con sus lágrimas
y bendecían nuestra comunión

3 comentarios:

Pio dijo...

Qué lindo, che.

victoria dijo...

sí.

yo no puedo llorar. y necesito hacerlo.

Pio dijo...

Te quemo un pezón con un cigarro y vamos a ver si no llorás.